“mujer dando oral a la mujer -cómo darle a una niña un orgasmo”

Una de las posiciones más famosas para el sexo oral es la posición 69. Sin embargo muchas mujeres tienen dificultad de concentrarse en ambas cosas a la vez, darle placer a su pareja mientras están tratando de conseguir un orgasmo. Así que la propuesta es usar un 69 invertido, es decir, con la mujer acostaba boca arriba, sin estimular a su pareja y su pareja sobre ella.

Hombre, ni siquiera terminé de leer el libro, y ya aprendí cosas que equivalen a una vida entera. Solamente tus secciones sobre la ansiedad de desempeño y tu concepto de la eyaculación precoz ya valen 100 veces más que el costo que pagué. Hombre, desearía que alguien me hubiese contado estas cosas cuando era adolescente. Quizás entonces hubiese tenido las bolas para acercarme a más mujeres.

Un error muy común es tocar inmediatamente sus pechos o deslizar tus dedos por debajo de su ropa interior. Recuerda que la mujer funciona diferente, y primero hay que construir la tensión sexual antes de llegar a esas zonas erógenas.

Primero, usted tiene que establecer un estado de animo. Al ser romántico te asegurarás de ponerla caliente de antemano. A las mujeres les encantan el romance, entonces, cuando usted ponga el esfuerzo ella se dará cuenta, y se pondrá caliente con mas animo que antes.

Para esos momentos en los que desean algo de placer rápido la técnica del ascensor es la que más les conviene. En ella la mujer se arrodilla frente al hombre para practicar el sexo oral, recorriendo su miembro con los labios de arriba hacia abajo, y si quieres hacer un ascensor más hot, añade algunos movimientos de la lengua alrededor del glande.

Aprenda a complacer las vaginas de las mujeres, su futuro se lo agradecerá. Alguien decía que se era menos hombre si usted comía vaginas. Ahora usted ya sabe que usted será más hombre si le da un buen cunnilingus. Así que caballero, aprenda a complacer a su señora.

Acaríciale los labios, y al rededor del ano ( si no lo gusta no, si no vas al año directamente no creo se asuste) y cuando la ves que sube la pelvis hacia tu boca, se le abren mas las piernas o te agarra de la cabeza le puedes meter un par de dedos en la vagina y ya es el sumun.

No mames y hagas penetraciones con la lengua como si desearas que todo acabara rápidamente, las mujeres no funcionan de esa manera, ellas toman su tiempo y les gusta disfrutar las sensaciones anteriores al orgasmo, por eso debes tomarlo con mucha paciencia, si lo disfrutas, sabrás exactamente, qué hacer en el momento del acto.

Variedad: el sexo oral no debe ser monótono, porque si no, se volverá aburrido para ella. Dile a tu chico que varíe los movimientos, la velocidad y la presión. De arriba a abajo, dibujando letras, de forma circular… las opciones son infinitas.

Una vez que hayas comprobado que está excitada, has de estimular el clítoris, también conocido como el botón del placer. Un estudio publicado en el ‘Journal of Sex & Marital Therapy’, a partir de 1.055 entrevistas con mujeres desde los 18 hasta los 94 años, determinó que más de un tercio de las consultadas (un 37%) necesitaban estimulación clitoriana para poder alcanzar el orgasmo durante el coito. Cuando este órgano entraba en la ecuación, más de un 40% de las mujeres afirmaba llegar al orgasmo más del 75% de las ocasiones. Tan solo un 18% reconocía poder llegar al clímax únicamente con la penetración vaginal. Las cifras hablan por sí solas. Si quieres que tenga un gran orgasmo, hazlo a lo grande.

El clítoris es también la única parte del cuerpo humano cuyo único propósito es brindar placer sexual. Como he mencionado antes, el orgasmo del clítoris se puede lograr mediante la estimulación de la cabeza del mismo, pero lo que mucha gente no sabe es que el clítoris es en realidad mucho más que eso.

1. “Tenemos toda la noche, nena”. No apresure las cosas. Quitarse antes de que ella lo sin haber encontrado placer sólo empeorará las cosas. Mantenga su sexto sentido para adivinar lo que sucederá después de cada momento, cada movimiento de ella. Hacer que cada beso sea una aventura y un asalto a sus sentidos. Poniendo por encima todo su interés haciendo que desaparesca toda tensión sexual, aumentará su expectativa y satisfacción casi tan pronto como comience la penetración.

La butaca Recostado sobre una almohada o almohadón confortable, el hombre se sienta con las piernas flexionadas y un poco abiertas. Esta posición permite la postura que consiste en que ella se siente cómodamente en el espacio que él forma con su cuerpo. Con la ayuda de sus manos, el hombre acomoda a su compañera en su erección, controlando ambos el ritmo y la intensidad de la penetración. Las piernas de ella se apoyan suavemente en los hombros del hombre, quien tiene su cabeza atrapada y envuelta en los muslos de su compañera. El hombre puede tocar el clítoris de ella al tiempo que la sostiene de la cintura con fuerza. La dificultad que reside en acercar los rostros y lo osado de la propuesta, convierten a “La butaca” en una postura diferente y extremadamente sensual.

Si además tiene en cuenta que las horas del día más propensas para practicar sexo también varían entre sexos –aunque hace poco un estudio habló de la hora de comer como el momento ideal para ambos– y que en el caso de las mujeres la concentración y el poder de la mente juegan un papel bastante importante, tendrás más posibilidades de conseguir que ella alcance el orgasmo y tener relaciones sexuales mucho más placenteras.

3. Juega con la lengua. Porque aquí la lengua, además de la boca, también juega un papel fundamental. Juega con ella mientras se introduce el pene en la boca. Hazlo dando pequeños golpes en el glande y pasándola alrededor de éste. Ejerce presión con ella y muévela de forma desigual: diferentes ritmos, diferente presión, diferentes sitios… ¡Cuanto más varíes, más divertido!

Es común ver en revistas, películas u otros medios a mujeres practicando sexo oral a algún hombre, y sin embargo es un poco menos común verlo en el sentido inverso. Creo que es más fácil aprender a hacerlo  a un hombre porque hay más información disponible y las imágenes son más explícitas en ese sentido. El trabajo para con una mujer es un tanto más fino y cuesta más trabajo ver los cómos, dóndes y por qués. Buscando un poco de eso, encontré la siguiente información que me pareció bastante concisa sobre lo que hay que hacer, y lo mejor de todo es que está escrita por una mujer. Ellas mejor que nosotros saben qué sienten y lo que más les gusta que les hagan, así que lo dejo aquí para compartirlo y que aprendamos cómo hacer buen sexo oral a las mujeres.. .

Al conocer los secretos y logre descubrir el orgasmo femenino, los hombres siempre  mantendran a sus parejas felices en la cama. De hecho, nada puede ser más hermoso que el rostro de una mujer después de una experiencia gratificante sexual!

Pero volviendo a tu sesión “come-coño”, hay otra cosa que puedes hacer para intensificar el placer de tu mujer. Le puedes joder con los dedos mientras ella disfruta con tus talentos de chupa clítoris. Antes, durante y después. A ella si que le gustará.

La gran mayoría de las mujeres llega al orgasmo con la masturbación, pero pocas lo logran con su pareja. Esto posiblemente se deba a que no hay suficiente comunicación en la pareja. Una vez que sepas todo aquello que te gusta, ¡tienes que decírselo a tu compañero!

A algunas mujeres les gusta que su hombre les eyacule en la boca, otras prefieren que les eyacule encimas de las teresas y otras prefieren alejarse totalmente de la eyaculación. Esto es cuestión de gusto y preferencia personal y así debe respetarlo tu hombre.

One Reply to ““mujer dando oral a la mujer -cómo darle a una niña un orgasmo””

  1. 5. Comparte riesgos con tu compañero de cama. Las investigaciones demuestran que compartir con tu pareja situaciones de riesgo, desde deportes extremos a ver una película de terror, estimula la dopamina en el cerebro y pone todos los fluidos del cuerpo en movimiento. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *